Calle de la Independencia 2, Pta. 102, El Escorial 28280, Madrid 910 700 028 carril@celtiusabogados.com

cache_2459775511Para un niño la CUSTODIA COMPARTIDA significa la posibilidad de ejercer su derecho a disfrutar del cuidado de sus dos padres sin tener que prescindir de ninguno de ellos por el mero hecho de que éstos se hayan separado.

Los niños tienen derechos y ni los padres ni el sistema judicial pueden ignorarlos como está sucediendo actualmente.

Todos hemos oído en más de una ocasión a un padre o a unos abuelos paternos quejarse de que tras un divorcio su relación con su hijo o nieto se ha visto gravemente dañada, ante la total inacción de jueces y fiscales.

Muchas madres, que no todas, en su pretensión de hacer daño al padre de sus hijos, olvidan que los verdaderamente perjudicados son los hijos, ya que son los niños quienes vivirán sin la figura paterna, los que celebrarán cumpleaños sin la presencia de sus padres, abuelos y tíos paternos, los que crecerán con la sensación de que les falta la mitad de su familia…

En este país hay miles de niños que nacen con un padre y una madre y a los que se les priva de una parte de su vida y de su historia cuando los progenitores se divorcian.

Los hijos necesitan a ambos padres, juntos o separados siguen siendo sus padres; por ello la CUSTODIA COMPARTIDA es, sin duda, lo más parecido que pueden tener los hijos de padres separados, a lo que vivían antes de la separación.

La CUSTODIA COMPARTIDA significa para un niño no tener que renunciar ni a su padre ni a su madre, significa seguir disfrutando del cariño de sus abuelos paternos y maternos; y con ello tener al alcance de la mano todo lo necesario para crecer en un entorno amable y estable.

En mi opinión la CUSTODIA COMPARTIDA es la continuidad natural del derecho de un niño a tener padre y madre.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
error: Content is protected !!