Calle de la Independencia 2, Pta. 102, El Escorial 28280, Madrid 910 700 028 carril@celtiusabogados.com

cache_2451092054Cuando un hombre se divorcia tiene tres opciones:

PRIMERA.- Estar de acuerdo con que la custodia exclusiva la tenga la madre y aceptar un régimen de visitas.

SEGUNDA.- Solicitar la custodia exclusiva con un régimen de visitas a favor de la madre.

TERCERA.- Solicitar la custodia compartida.

Si elige la primera opción raramente tendrá problemas, si decide elegir la segunda suele ser porque existe una situación con carácter especial –incapacidad de la madre, elección de los hijos por diversos motivos, etc…- y cuando elige la tercera opción pueden pasar dos cosas, o bien encontrarse con una madre sensata que entiende que padre y madre tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones o encontrarse con una progenitora acaparadora interesada en la pensión alimenticia y el uso de la vivienda común. Aquí empezarán los problemas graves para el padre.

Al pedir la custodia compartida en caso de que la madre esté en desacuerdo, el padre puede encontrarse con una denuncia falsa que suele estar basada en mentiras y que tienen una repercusión demoledora en el padre ya que éste puede ser encontrado culpable por la simple declaración de ella y aun si la causa se archivase solo en contadas ocasiones tendrá repercusiones para “la madre”, el padre se traga todo el proceso y aquí no ha pasado nada!

Es muy habitual que a la par de interponer una denuncia falsa, la “madre” se dedique a difamar al padre incluso ante los hijos de ambos “papá no te quiere “papá te quiere alejar de mí y no me volverás a ver” “papá me pegaba cuando tú eras pequeño” y un largo etcétera.

Pero, si las mujeres no se cansan de pedir una y otra vez IGUALDAD, ¿por qué algunas mujeres no están en favor de la CUSTODIA COMPARTIDA, y están dispuestas incluso a denunciar a sus ex parejas falsamente para evitarla? Sencillo, hay dos motivos, y estos motivos se “llaman” pensión de alimentos y uso de la vivienda familiar.

Por fortuna cada día hay más mujeres a las que les importan más sus hijos que vivir de una pensión –habitualmente exagerada- y quieren la custodia compartida y trabajan y llevan vidas plenas; sin embargo hay mujeres que en su afán de destrozar la vida del padre de sus hijos –hombres que en su día eligieron como padres de sus hijos- y no sienten ni el más mínimo pudor en dejar a sus hijos huérfanos de padre; porque un padre de 4 días al mes no es un padre, es un visitador.

Pero, de lo que no se dan cuenta es que promoviendo estas actitudes, mañana puede pasar que venga otra mujer que haga  a sus hijos varones lo que ellas están haciendo hoy al padre de sus hijos, me encantará ver si en ese mañana siguen opinando lo mismo si un día sus hijos son víctimas de una denuncia falsa o si ven sufrir a sus hijos porque solo pueden ejercer 4 días al mes de padres.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
error: Content is protected !!